¿Qué quieren los Patidar de Gujarat?

La detención de Hardik Patel ha provocado una oleada de violencia en el Estado de Gujarat, al noroeste de la India. El joven de 22 años ha sido arrestado el pasado 25 agosto por liderar las protestas de la casta Patidar o Patel, que representa el 15% de los 60 millones de habitantes que tiene este Estado. Los enfrentamientos entre los manifestantes –medio millón de personas- y la policía han acabado con la vida de diez personas y la imposición de un toque de queda.

Reclamaciones de los Patidar de Gujarat

La reclamación principal de esta casta gujarati es formar parte de las Other Backward Classes[1] (OBC), un grupo administrativo con el que son designados los sectores más marginados de la sociedad india. Formar parte de las OBC implica tener derecho a cupos en las universidades y los empleos públicos. Se trata de una medida de acción positiva para fomentar la integración de los sectores marginales de la sociedad india, normalmente identificados por castas.

Las reclamaciones de los Patidar son polémicas y han sido rechazadas por el actual gobierno del Estado de Gujarat, cuyo Primer Ministro pertenece también a esa comunidad. Con el acceso al grupo administrativo de las OBC, la casta Patidar concentraría el 50% de los cupos de universidades y empleos públicos del Estado debido a su fuerte presencia social. Otras castas han protagonizado protestas similares en otros Estados indios, como los Gujjar en Rajasthan o los Jat en Haryana.

Protesta Gujarat

Hardik Patel, líder de las protestas de la casta Patidar

El líder Hardik Patel tuvo que retrasar una semana la marcha simbólica prevista tras haber sido denegados los permisos necesarios. Esta marcha pretendía cubrir el trayecto inverso al que protagonizó Gandhi en 1930. “La marcha por la sal” fue de las protestas anticoloniales más sonadas en la India. La casta Patidar conoce bien el alcance simbólico de este evento que transcurrió el pasado 13 de septiembre desde la localidad de Dandi hasta el ashram de Sabarmati en Ahmedabad, la capital del Estado de Gujarat. Este ashram fue la primera casa de retiro que fundó Gandhi a su llegada a la India.

Una nueva visión del modelo de integración indio

Estas protestas sucesivas abren el debate sobre la política de acción positiva y cupos, más conocida como reservation, establecida por la Constitución India de 1950. Tal iniciativa fue instaurada para acabar con la discriminación por castas y fomentar el sentimiento de pertenencia a la nación india. Inicialmente sólo existía un sistema de cupos para las Scheduled Castes (SC), conocidos como intocables o dalit, tradicionalmente fuera del sistema social hindú. En los años 1980 se introdujo un sistema similar para las OBC. Su implantación trajo una oleada de protestas en todo el país, normalmente liderada por castas dominantes; los Patidar unieron fuerzas con otros grupos del Gujarat para manifestarse en contra del nuevo sistema.

¿Se debe este cambio de actitud de la casta Patidar en treinta años a un cambio de auto-percepción como comunidad? Los Patidar exigen que los cupos tengan una base socio-económica y no de castas. Sin embargo, la casta Patel no es homogénea en términos sociales, de ahí la dificultad para establecerla como “backward”. Esta más que evidente contradicción no debe, según los Patel, impedir que se resuelva su demanda. Las acciones de la casta Patidar –junto con las anteriores que se han mencionado por parte de otros grupos- conforman una visión distinta a la pretensión poscolonial establecida en la Constitución.

Protesta Gujarat

Cacerolada de manifestantes en la protesta de los Patidar

Según su visión, el Estado tendría la capacidad de incluir grupos en la categoría OBC según las necesidades que se presentasen. Según Satish Deshpande, profesor de sociología en la Universidad de Delhi, si la demanda triunfara significaría que en cuanto una comunidad fuera una base electoral importante y tuviera la capacidad de movilizarse y manejarse en los medios de comunicación e información, tendría la capacidad de coaccionar al Estado.

La piedra en el zapato de Narendra Modi

La protesta Patidar trae otra cuestión de fondo, relacionada con el éxito del modelo económico gujarati. En su campaña electoral del 2014, el actual Primer Ministro indio resaltó el éxito económico de Gujarat, Estado que gobernó desde el 2001. Su legitimidad puede quedar ahora tocada.

Protesta Gujarat

Narendra Modi, Primer Ministro de la India

La comunidad Patidar instalada en los Estados-Unidos ha manifestado públicamente su apoyo a los compatriotas en Gujarat. Esta comunidad exije el reembolso de tres millones de dólares de los cinco que costó el evento en Madison Square, durante la primera visita internacional de Modi como Primer Ministro. El gesto simboliza la retirada de los apoyos de la comunidad Patidar al gobierno y al partido de gobierno, el Bharatiya Janata Party (BJP). En la actualidad el partido de gobierno en Gujarat es el mismo que a nivel central. En caso de perder parte de su base electoral, estaría en juego la victoria del BJP en las elecciones de Gujarat de 2017.

[1] Otras Clases Relegadas.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *